La Caverna del Gran Orco
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
¿Quién está en línea?
En total hay 0 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 0 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


El record de usuarios en línea fue de 63 durante el Vie 06 Mayo 2022, 21:53
Palabras claves

Septiembre 2022
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Calendario Calendario

Estadísticas
Tenemos 102 miembros registrados
El último usuario registrado es afthevenet

Nuestros miembros han publicado un total de 542 mensajes en 100 argumentos.

Lore de Lovecraft

Ir abajo

Lore de Lovecraft  Empty Lore de Lovecraft

Mensaje por Troti Vie 08 Ene 2021, 16:01

Buenas para empezar a hablar del Solitario de Providence creo que lo mejor será comenzar con definiciones sobre la mitología y la religión
Os paso un breve artículo escrito por mí para este foro:

Los últimos Mitos

Howard Phillips Lovecraft, el último pagano en la tierra. Siendo solo un niño, Lovecraft ya les había construido a Pan, a Júpiter e incluso a Minerva sus altares donde allí sacrificaba en sus nombres pequeños objetos. Os quiero hablar del Último Mito creado por la humanidad, o mejor dicho, por un hombre y el círculo que lo rodeó, antes y después de su muerte.
Si buscamos en la Real Academia Española el significado de Mitología nos encontramos con esta definición: “Conjunto de mitos de un pueblo o de una cultura, especialmente de la griega y romana.” Y si buscamos la definición de mitos nos encontramos con esta:”Narración maravillosa situada fuera del tiempo histórico y protagonizada por personajes de carácter divino o heroico.”

Mientras lees estas líneas, los Mitos viajan alrededor del mundo, integrándose cada vez más en la cultura general. No solo es algo cultural, ya que forman parte de nuestra forma de ver el mundo. Cuando aparecen extraños sonidos en el fondo del mar, decimos “Cthulhu se ha despertado” buscando ese momento de humor primigénico ( Tal vez ya se haya despertado y nos lo hayamos tomado de broma). Cuando leemos las palabras “Innombrables”, “evos” o “Las estrellas se han alineado” nos acordamos del solitario de Providence.

Para los que nos adentramos aún más en esta inconmensurable mitología que el corazón de los Mitos nos llama.

Los mitos de Cthulhu es la religión anti-religión. Una religión es la unión de normas, rituales y sentimientos que nos inducen a la creencia de una divinidad. Los Mitos creado por el círculo de Lovecraft, en cambio, trabajan con el miedo a lo desconocido. No nos enseña como son los rituales, de hecho no los podemos recitar pues su idioma proviene de otro mundo. En lugar de acercarse hacia nosotros, esta nueva mitología evita a los neófitos; pues acabaremos mal parados. Solo podemos rozar esta mitología con el arte y los juegos creados por los seguidores y con el cine.
Entrar en los Mitos de Cthulhu es entrar en una gigantesca tienda de chuches; tanto para comer, para saborear. Perderte en un sinfín de posibilidades mientras recuerdas que cada paso que dés estarás más cerca del Horror Cósmico. Y recuerda, no hay mayor miedo que a lo desconocido.

Troti
Campesino
Campesino

Mensajes : 3
Puntos : 1261
Fecha de inscripción : 07/01/2021

A gran_orco le gusta esta publicaciòn

Volver arriba Ir abajo

Lore de Lovecraft  Empty Ciencia en la vida de Lovecraft

Mensaje por Troti Miér 03 Feb 2021, 18:05

Me gustaría dar un pequeño repaso por la vida de Lovecraft hablando sobre una de sus mayores pasiones, la ciencia.


La ciencia de Lovecraft
Lovecraft no idolatraba la magia como la gente suele pensar, pues en realidad amaba la ciencia. A la corta edad de 8 años, el joven padre del Horror Cósmico sintió un tremendo flechazo, y no precisamente por una persona, sino por la química. Un año después, Lovecraft crearía un estudio en el cual, basándose en el método científico, buscaría en todas las mitologías sus fundamentos verídicos. Algo así como la rama científica “psicohistoria” creada por el maestro de la ciencia ficción Isaac Asimov; y solo con 9 años. Dos años después los astros se alinearon y conoció a un nuevo amor: la astronomía. Incluso llegaría a crear una asociación astronómica (Posiblemente la primera y única) en su ciudad natal a mediados de la primera década del siglo XX; fue tan influyente que incluso llegó a dar una charla sobre dicha materia. Antes de los 18 años, Lovecraft aún tenía que escribir un artículo sobre Percival Lowell, un famoso astrónomo y fundador del observatorio que lleva su propio nombre. Según él unos surcos aparecidos en Marte habían sido hechos artificialmente. Años más tarde el famoso astrónomo y el conocido aficionado se estrecharían la mano, sin saber que en el futuro se demostraría que el aficionado tenía razón.
Pero todo lo bueno se acaba, y ese amor por la astronomía no era una excepción: las álgebras se interpusieron por medio. Los problemas que Lovecraft tenía con las álgebras fueron la causante de su ruptura con la astronomía. Howard Phillips Lovecraft acabó sufriendo una crisis nerviosa por el desamor al separarse de la astronomía. Después de la dolorosa ruptura y tras la crisis nerviosa, Lovecraft se alejó del mundo. Todo esto me recuerda a Ewan Mcgregor en la película de “Moulin Rouge”, con una tremenda depresión mientras recuerda esa frase tan repetida en la película “Qué bonito es todo cuando te sientes amado”. La diferencia entre Ewan y Howard es que el primero de estos dos se dedicó a inclinar la botella mientras que el segundo fue a buscar un nuevo amor (Cosa más sana, dentro de lo que cabe): química por un curso por correspondencia. Lo peor de todo es que en la película no te decían los peligros que traían la química orgánica, o al menos sus dificultades; las cuales les impedían continuar con la química.
Y aunque esos vaivenes sentimentales lo estaban machacando eso no le impedía seguir escribiendo panfletos diarios con el nombre “The scientific gazette” donde seguía exponiendo sus pensamientos y sus artículos. Lovecraft no podía dejar de devorar los artículos nuevos procedentes del resto del mundo. Lo único que cambió fue el tiempo de publicación, de edición diaria a semanal. Aquellos panfletos se han recuperado tratados de unos experimentos explosivos ¿Habéis visto en los programas de televisión la advertencia que nos dice “no lo hagáis en casa”? Pues Lovecraft era el guionista que nos diría “Hacerlo en casa”. Allá en el año 1907, Lovecraft se quemó el tercer dedo de la mano derecha con fósforo, pero gracias a su tío su dedo sobrevivió. En su primera gacetilla habló de un incendio en el laboratorio de Providence, originado por él. Otra anécdota: una mujer observó lo que parecía ser un fuego en la explanada de su vecindario. Mientras buscaba ayuda vio a su vecino preadolescente Howard Phillips Lovecraft observar con tranquilidad las llamas, la mujer enfurecida le preguntó que hacía allí tan tranquilo, y el joven Lovecraft le confesó “Solo intentaba provocar un incendio de un pie por un pie”. “Hay personas que solo quieren ver el mundo” le decía Alfred a un Batman interpretado por Christian Bale en la trilogía de Nolan, posiblemente Howard Phillips Lovecraft estuviese en ese predilecto grupo.
Tan joven y a la vez tan involucrado en la comunidad científica también era un provocador, pues Lovecraft tuvo una batalla intelectual con un astrólogo de nombre Friederich Hartmann. Ambos trabajaban en la misma gaceta cuando nuestro escritor escribió un artículo diciendo que el ocultismo no era más que palabrería y charlatanería. A partir de esas palabras comenzó una sangrienta guerra, eso sí, en tinta y papel. Tras unos artículos vilipendiándose, Lovecraft venció cuando rememoró una idéntica guerra periodística, la pelea entre el científico John Swift (admirado por Lovecraft) y el astrólogo John Patridge en el año 1708. El astrólogo dio una fecha en la que según él, John Swift fallecería. Pasó la fecha y ya os podéis imaginar las caras que se le quedaron a la gente cuando vieron deambular a John Swift por la calle tranquilamente. En pocas palabras, Swift no murió demostrando que el astrólogo se equivocó. En cambio, si hubiese dicho que después de esa fecha entraría en la miseria hubiese acertado de lleno. Hay que escuchar mejor a los astros John Patridge. Volviendo a la guerra Lovecraft-Hartmann, el 4 de diciembre de ese mismo año el astrólogo tiró la toalla, dando por finalizada la batalla y dándole la victoria a H P Lovecraft.



Troti
Campesino
Campesino

Mensajes : 3
Puntos : 1261
Fecha de inscripción : 07/01/2021

A gran_orco le gusta esta publicaciòn

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.